1. ‘Melancolía positiva transitoria’

No voy a hacer una extensa introducción ni a dar detalles nimios sobre mi vida, sólo quiero contaros algo que me sucede desde hace bastante tiempo y que necesitaba compartir.

No sé si es una característica de mi personalidad, una emoción constante o un pensamiento autoinducido, pero momento que soy capaz de percibirlo siento que traspaso el umbral entre la vida y la muerte, que soy un ente eterno en armonía con el universo; creo que la mejor explicación que se merece sería ‘Melancolía positiva transitoria’ y una característica curiosa de ésta emoción es que se vuelve mucho más potente cuando es recordada que en el momento en sí.  

Para entender la ‘Melancolía positiva transitoria’ creo que es clave no pensar como un individuo, sino conseguir abstraernos de nuestro ser y analizar los estímulos externos que inundan la escena que estemos presenciando. No vale cualquier escenario, voy a poner algunos ejemplos, o mejor dicho condiciones, sobre cómo se puede sentir la ‘Melancolía positiva transitoria’:

-Uno de los mejores momentos para ello es la noche, cómo no, amiga inseparable de las mentes más lúcidas e inspiradas. La noche, y en especial la brisa nocturna, en conjunto con la imagen de la luna y el cielo estrellado es una de las sensaciones más puras que se pueden sentir. Si a ésta escena le sumamos una canción que sepamos que consigue encendernos ésta emoción habremos alcanzado uno de los picos de intensidad más áltos que se pueden sentir.

-El amanecer, pero no cualquier amanecer. Sal de fiesta, dálo todo hasta que estén cerrando, en ése momento, si conseguís seguir escuchando una canción de las anteriormente mencionadas, mas el cambio de temperatura entre el interior del local y el exterior, si habéis pillado deteneros un momento, aparte tu mirada de ella/él, mira al cielo y respira el aire fresco mientras sientes la  ‘Melancolía positiva transitoria’.

Y muchas más situaciones en que se puede sentir. Creo que mi falta de dominio de la lengua no me permite transmitir ésta emoción todo lo bien que me gustaría, pero me quedo más tranquilo sabiendo que lo he intentado.

Advertisements